23 de febrero de 2010

La sexualidad en los discapacitados intelectuales

La película "Yo también" de Álvaro Pastor & Antonio Naharro, Lola Dueñas y Pablo Pineda (primer síndrome de Down europeo con una licenciatura), ha sacado nuevamente el tema a debate sobre la sexualidad en personas con discapacidad intelectual. En muchos casos, las personas con discapacidad intelectual son un claro ejemplo de necesidades sexuales frustradas. Y esto se debe −en gran parte− a que las personas de su entorno tanto familiares como profesionales no logran reconocer, identificar y resolver las necesidades sexuales de estas personas.

Con frecuencia existen falsas creencias en las que se les considera personas asexuadas, que son como niños, que no resultan atractivos para otras personas, que no se les debe despertar el interés sexual porque son inocentes, que no deben tener actividad sexual, pareja o casarse, etc.

Nuestra obligación como profesionales no sólo es reconocer su sexualidad, sino apoyarles para que disfruten de una vida sexual plena.

Para más información: "Sexualidad y discapacidad intelectual"


No hay comentarios:

Publicar un comentario